Páginas

jueves, 14 de febrero de 2019

Camino del PROGRESO

Puesto que quieres recorrer un camino de progreso, no olvides que:

  • Estudiar, investigar, buscar y preguntar es conveniente.
  • Practicar y perseverar es imprescindible.
  • Creer en el profesor y su enseñanza es fundamental.
  • Dudar, cuando hay razones para ello, es necesario.

jueves, 7 de febrero de 2019

HIROSHI TADA, Los mensajes de los grandes maestros

Un verdadero maestro no crea dependencias ni ataduras, sino que encamina a sus alumnos a la libertad, dándoles la llave de la enseñanza.

Hiroshi TADA, 8 DAN

domingo, 3 de febrero de 2019

PLURALISMO Y PROGRESO


Debemos ser valientes en reconocer que el grado Dan (4º, 5ª, 6º, etc.) no siempre es el fiel reflejo del saber hacer y saber enseñar, así como de la madurez del experto que lo ostenta.

Cada uno es libre de elegir su camino y su guía así como la manera de entender y practicar el Aikido, por ello los profesores tienen la responsabilidad moral de intentar comprender y enseñar el verdadero espíritu de este arte marcial.

El pluralismo y la diversidad son cosas naturales y hasta enriquecedoras, pero si los esfuerzos en la búsqueda de cada uno son sinceros, quedará lo esencial como territorio común y lazo de unión e intercambio, porque los otros aunque sean diferentes, no por ello son enemigos.


En el futuro deberá potenciarse más la tarea, responsabilidad y prestigio del "profesor de club", que hoy es poco mas que un intermediario entre sus alumnos y los "super maestros". Hay que hacer que las cosas sean lo que deben ser, es decir, que un alumno pueda aprender perfectamente con el profesor de su club -si este es buen profesor- y deje de alimentar ideas tales como que aprenderá mas y mejor si asiste a stages con las "figuras estelares". El que ha de enseñarle y hacerle progresar es su profesor, claro que si no es así, está justificada su necesidad de asistir a los grandes "stages"

lunes, 28 de enero de 2019

ALERTA MÁXIMA

Ante una agresión inminente y peligrosa por parte de uno o varios "depredadores humanos" que no respetan ningún valor, ni les importa herir o matar, nuestra preparación corporal, anímica y energética ha de ser máxima e inmediata.

Cuando no hay otra alternativa que "vencer o perecer", es preciso actuar sin reservas, libres de todo pensamiento de miedo.

La ingenuidad generada por el "yo creía que...", la tardanza en responder, la respuesta medrosa, pueden ser fatales...

Necesitamos identificar de inmediato el carácter salvaje del agresor para evaluar si nuestra vida está en peligro o no y pasar de un estado de consciencia ordinario a un estado de ánimo energético máximo ya sea para huir o para hacer frente.

miércoles, 23 de enero de 2019

Los mensajes de los grandes maestros; TADASHI ABE

Un "DO" es un método de educación espiritual, moral y social, útil para el perfeccionamiento integral de la persona que lo practica.

Maestro Tadashi Abe
7º Dan de Aikido

domingo, 20 de enero de 2019

El RANDORI en AIKIDO


Randori es una palabra japonesa para designar un ejercicio muy practicado en Judo, consistente en participar en un combate en el que ambos oponentes atacan o se defienden libremente, y cuyo objetivo es adiestrarse en la estrategia y la aplicación eficaz de las técnicas propias de esta disciplina.

Ran significa: caos, desorden, libertad, confusión, perturbar, agitación guerra, revuelta…

Dori significa: Dominar, agarrar, presa, recibir, obtener ventaja, ganancia, etc.

El significado en el ámbito del Judo y del Aikido bien pudiera ser: Tomar ventaja del caos… dominar el caos…obtener beneficio de la confusión…

En Judo el randori es una práctica o un estudio del modo de aplicar las técnicas en combate real, y desarrollar las habilidades físicas, técnicas y psicológicas para controlar los continuos cambios en el comportamiento del oponente, así como la capacidad de reaccionar con rapidez y acierto.

En Aikido el randori es un ejercicio o simulación de un ataque libre  de Uke en el que vale todo y a velocidad real  (golpes con los brazos, las piernas, agarres, etc.) y Tori no puede prever de antemano las acciones de Uke
 
El aikidoka en randori aprende a:

  • Conservar la serenidad en medio de acciones rápidas y continuas, lo más próximas posibles a la realidad.
  • A encontrar las respuestas técnicas a las dificultades creadas por Uke
  • A mantenerse en un estado de vigilancia y disponibilidad permanente
  • A responder en el momento idóneo, desde la distancia y el ángulo de mayor seguridad.


El entrenamiento del randori nos revela las propias debilidades físicas, técnicas, estratégicas, anímicas y mentales, y nos hace humildes mostrándonos nuestra verdadera capacidad de acción.

Este ejercicio no se puede practicar desde una actitud descuidada, conocida por los japoneses como “Sanran”(San significa. Dispersión, distracción, inatención) (Ran significa, caos, confusión, etc.) por ejemplo, cuando entrenan randori y Uke habla a Tori contándole un chiste, o cualquier otra cosa, y Tori responde al hilo de esa conversación.